Blogia
POR LAS RAMAS

AÑO NUEVO

AÑO NUEVO

TAILANDES O SONGKRAN

Ayer empezaron las celebraciones de Songkran, y la locura por la calle. Me habían avisado, si salía a la calle tenía que ser en chanclas, con ropa para tirar y con mis pertenencias en una bolsa de plástico cerrada. La tradición dice que la gente joven tiene que bendecir a los mayores y a Buda, lavándoles las manos con agua. La práctica se ha convertido en una locura, hasta dentro del metro, donde nadie está a salvo de recibir como mínimo, un chorro de pistola de agua y sino un cubo de agua entero en la cabeza. A esto se le añade una pasta blanca que es una señal de bendición para empezar el año nuevo. Así que ayer por la noche salí preparada, sabiendo que los Farangs son siempre las primeras presas de estas manifestaciones populares. Lo que vi en el metro me dejó patidifusa, gente empapada chorreando como si salieran de una piscina vestidos, la cara y las piernas pintadas y tiritando de frio con el aire acondicionado. No me salve de unos cuantos pistoletazos pero salí más o menos indemne. Hoy en mi barrio que es principalmente tailandés, el espectáculo era para ver, gente borracha en todas las esquinas y otros con mangueras apuntando los coches y a los que iban en moto. Lo mejor en Kao San Street de donde volvió mi hija como un... Cristo. Para muestra, unas cuantas fotos que salieron en la prensa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres