Blogia
POR LAS RAMAS

UNE PENSEE POUR...

"TENTACIONES.."

"TENTACIONES.."

"La mejor manera de librarse de la tentación, es caer en ella".

Oscar Wilde

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

"WITH THE WIND.."

"WITH THE WIND.."

 

“Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar...”

Ernest Hemingway

Hace tiempo que no escribo nada, quizás porque ahora mismo, lo que me inspira es lo desconocido. El futuro incierto, las sorpresas a veces diarias y los viajes a cualquier lugar en el que me pueda sentar a observar pasar los días, sin prisas, después de ir sólo por donde me llevan los pies, y no la cabeza.  Parece que estoy aprendiendo a callarme, no sé si es buena o mala senal, pero me está costando lo mío. Quizás por eso, me he sorprendido a mi misma, archivando todos los textos que escribí en este blog, para que no se pierdan por la red, si algún día desaparece todo. Nada es seguro en esta vida, corren malos tiempos.  Ahí  se quedaran unos cuantos años de sueños, de sentimientos contradictorios, de penas y de alegrías. Volví a encontrarme con cinco palabras que me dedicaron un día en el que me parecía mejor abstenerme…  Se las llevó el viento a otro sitio, y para que las mías no desparezcan del todo, prefiero quedármelas en papel, en un cajón, donde siempre podre volver a recuperarlas.

“No desaparezcas sin llevarme contigo”

'SOPA WON TON..

'SOPA WON TON..

Y LA CHICA DE LOS OJOS VENDADOS"

Llegaron al hotel, como la sopa Won Ton, que llevaban dentro de la bolsa del supermercado. Los pies empapados, y refunfuñando por no llevarse el paraguas, entraron en el ascensor. Tenían que saberlo, como en toda Asia, las  nubes  eran imprevisibles también en esta ciudad, sorprendían  cuando uno menos se  lo esperaba,  después de un sol sin piedad. Ella apretó la tecla del noveno piso, y se sacudió la lluvia de la camiseta. En el reflejo del espejo del ascensor, comprobó que seguían  ahí sus ojeras, a pesar de una apacible noche de 12 horas, del “jetlag”, y del bendito colchón de cama de hotel bueno, de esos  que parece que te engullen en cuanto te acuestas. A su lado, una pareja, los dos asiáticos. No se fijo demasiado en ellos,  hasta que él le dio un codazo disimuladamente.  El chico no parecía tener más de 18 años, pero nunca acertaba a ponerles una edad a la mayoría de los que conoció durante el tiempo en el que convivió con ellos. Llevaba en la mano, una bolsa de viaje pequeña, que delataba que no pensaba  quedarse mucho tiempo. Nada extraño en un ascensor de hotel.

Se giró  para mirar a la chica y comprobó que ella no podía verla. Cogida de la mano de su chico, subida en tacones de 20 cm, llevaba los ojos vendados con un pañuelo. El chico, al comprobar su sorpresa, le dirigió una sonrisa cómplice y al abrirse las puertas, le indicó a la chica, un desnivel en la puerta para que no trozara. A pesar de la venda cubriéndole los ojos, ella intuyó en su expresión, esa extraña mezcla de miedo por lo desconocido y de ansia por el desenlace. Se cerraron las puertas y se quedaron solos, todavía sorprendidos, y así llegaron a la novena planta.

Al salir del ascensor, se miraron de reojo, pensando en la supuesta ciega y en la sopa Won Ton …,  cuyas nubes flotando,  bien podían enfriarse,  sobre la mesa de la habitación de ese hotel  de Singapur..

BABEL EN CLASE..

BABEL EN CLASE..

“Toda la Tierra tenía una misma lengua y usaba las mismas palabras. Los hombres en su emigración hacia oriente hallaron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros:  «Edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos así famosos y no estemos más dispersos sobre la faz de la Tierra».


Pero  Yahveh descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban levantando y dijo: «He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros». Así, Yahveh los dispersó de allí sobre toda la faz de la Tierra y cesaron en la construcción de la ciudad. “

No sé si la idea de Yahveh fue buena o no, el caso es que me da de comer a diario. Algo parecido a esa torre la montamos y la desmontamos en clase cada día, con nuestras  15 nacionalidades e idiomas  diferentes. Mis alumnos me tienen de conejillo de indias, preguntándome en qué idioma sueño, en qué idioma insulto y en qué idioma cuento.  Cuando tienen pocas ganas de trabajar, me provocan para que hable en español y en francés de un tirón y se quedan asombrados de ver cómo puedo pasar de uno a otro sin inmutarme. Eso se lo debo a mi torre familiar, a madre y a mi padre, que en casa, nos enseñaron hablar lo que nos apetecía cuando nos apetecía. Por eso nunca he podido soportar  las ideas de los independentistas de cualquier bando, que hacen de su único idioma su bandera, con la misma prepotencia,   que la de los hombres que emprendieron la construcción de  la famosa torre de Babel.

Cuadro de Cornelisz Anthonisz. (Theunissen), The collapse of the Tower of Babel, 1547.

HOME...SWEET HOGAR

HOME...SWEET HOGAR

Han pasado meses  desde que salí de Bangkok con mis maletas a la espera de este nuevo destino que no era tan nuevo.  Me he llevado a Tailandia, a sus gentes y sus templos en un rinconcito del corazón haciendo compañía para siempre a Montse, Chris y Touctic, mis compañeros de aventuras de las noches de Bangkok. Montse sigue con sus proyectos humanitarios, Chris con su pasión por la fotografía y Touctic, peleando como una fiera para sobrevivir en el colegio, esta vez en solitario. Me fui con la satisfacción de que aprobaran todos mis alumnos con inesperadas notas y con sus mensajes de agradecimiento. 

El 22 de agosto, aterrice de nuevo en el aeropuerto de Dubái, en el que se podría comer en el suelo, en medio de los coches de lujo expuestos para las rifas de final de Ramadán y las innumerables tiendas del duty free. Recorriendo  los pasillos, volví a ver a los mismos grupos de obreros indios, a la espera de un destino mejor y al salir, reconocí  el olor tan característico de esta ciudad. Todas las ciudades tienen uno  particular y creo que podría reconocer las que conozco mejor, con los ojos cerrados.  Lo raro es que todos me hacen sentirme en casa, probablemente porque en algún momento he pensado que estos lugares lo eran para mí. Solo me faltaba volver a ver la sonrisa de la luna,  y esta noche, al parar en el semáforo de vuelta  a casa, allí estaba,  rodeada de estrellas,  guiñándome el ojo, y riéndose de mí.

"UNA CHINA...

"UNA CHINA... EN LA SANDALIA..."

Cada vez me intriga más de que están hechos los recuerdos. Aparecen y desaparecen sin que podamos controlarlos, por lo menos en mi caso. Olores o frases que de golpe amontonan de vuelta en la mente, imágenes de un pasado más o menos remoto. Un fenómeno extraño que con la edad, se acentúa, hasta llegar a lo más hondo, y cada vez me extraña menos que la gente mayor recuerde su infancia con nitidez y sea incapaz de recordar lo que han comido al mediodía.

Casualidades de la vida o no, nunca podré identificarlas, el otro día paseaba por los jardines de la Opera en Madrid y se me metió una china en la sandalia. La última vez que me pareció experimentar esa desagradable aunque corriente molestia, especialmente en verano, fue en el parque de la Plaza Conde del Valle de Suchil, al lado de casa de mi abuela. Tenía probablemente unos 7 años, y ése era el lugar donde nos llevaban a jugar, a mi hermana y a mí, con los niños madrileños, en cuanto caía la fresca después de una de esas tantas tardes calurosas de agosto, en la capital. El parque estaba lleno de la misma gravilla y nos pasábamos la tarde, las dos por turnos, intentando sacárnoslas de las sandalias blancas, recién compradas por mi madre, en la tienda del barrio, y que marcaba para nosotras, el principio de las vacaciones. Me volvió a la memoria de golpe esta frase de mi abuela, porque en nuestras mentes infantiles, nada nos podía hacer más gracia que imaginarnos en ese momento, a una auténtica china de la China en el zapato de mi abuela. Recuerdo que nos costaba bastante quitárnosla de encima, ya que nos negábamos a quitarnos las sandalias y porque además habíamos estado guarreando con agua en la fuente del parque con la chiquillería del barrio. Los pies mojados llenos de arena, seguíamos jugando al escondite detrás de los arboles, hasta que nos llamaban de vuelta a casa.

Cada tarde, nos parábamos a comprar un helado de chocolate de corte, de los que sabían a gloria y siguen sabiendo, atrapado entre dos galletas. Subíamos a casa con las manos pegajosas, y retrasábamos, hasta el último intento, la llegada de la sintonía del “Vamos a la cama” que ponía fin a un día más de infancia inocente, ajena a los problemas de los mayores, que se quedaban de cháchara hasta altas horas de la noche. Lo que no sospechaban, es que yo me quedaba despierta, de pie en la cama improvisada por mi abuela cada verano, delante del ventanuco que daba a la calle y por donde veía pasar el camión de la limpieza que regaba a manguerazos, las calles de ese Madrid antiguo que recorro de nuevo, en cuanto tengo la ocasión.

Lo que no se hubiese podido imaginar mi abuela, ni siquiera yo en ese momento, es que acabaría una temporada rodeada de” chinas”, en uno de esos países lejanos de los que no se oía hablar nunca entonces, y que me tocaría lidiar con más de una en la sandalia a lo largo de estos años. Llevo algunas conmigo casi siempre, porque la vida no te da ninguna tregua, pero he aprendido a convivir con ellas, sin necesidad de quitarme los zapatos. Algunas se van solas, al sacudir un poco el pie en el momento adecuado, y otras siguen molestando a lo largo del camino, pero sigo en el empeño de quitármelas de encima pronto, a sabiendas que aparecerá otra mas, como en el parque, en el momento en el que menos me lo espere.

"LAST SUNDAY..

"LAST SUNDAY..

IN BANGKOK.."

Me he recorrido bastante Bangkok durante estos 10 ultimos meses, pero habia un sitio que al que tenia pensado ir de despedida de esta ciudad, el Wat Pho que alberga uno de los Budas mas impresionantes, con 46m de largo. Se suele representar de pie y solo difieren las posiciones de las manos que todas tienen un significado. Este esta reclinado porque simboliza la muerte de Buda y su viaje hacia el Nirvana, su paraiso. No me ha defraudado el recinto a pesar del calor sofocante, y de las aventuras habituales con los taxistas para llegar hasta alli. Despues he cogido el ultimo toutouc para volver hacia el rio, donde he pillado el ultimo barco hasta la ultima parada para no olvidarme del ultimo recorrido por esta ciudad. 

Me quedo con muchos buenos recuerdos, tambien dejo a unos cuantos amigos, que espero volver a encontrar en cualquiera de sus sitios de procedencia, donde nos quiera juntar el destino, Berlin, Bruselas, Amsterdam, Paris, Helsinki, Londres y  Corcega. Yo, por mi lado, sigo con la busqueda de mi Nirvana particular, terrenal o mental ;)

Fotos del Wat Pho en : https://picasaweb.google.com/anaharogreaves/WATPHOJun262011#

 

"RUMORES.."

"RUMORES.."

 

En los países donde la democracia cuelga de un hilo como aquí en Tailandia, y donde el culto al Rey por ser considerado descendiente directo de Buda es una evidencia, los rumores, en tiempos de elecciones, circulan con facilidad. Las elecciones se retrasaron este año al 3 de Julio sobre todo para no coincidir con las fiestas de fin de año Budista que siempre pueden dar lugar a revueltas y con la celebración del primer año de la matanza de Bangkok, porque hablando con la gente que lo vivió aquí, no tiene otra definición. Todavía no se ha celebrado ningún juicio y quizás probablemente, no se celebre nunca ninguno.

El caso es que los extranjeros que llevan años aquí tienen sus contactos y se enteran de cosas que nunca llegan a oídos de los tailandeses de la calle. Lo último que me han contado pone los pelos de punta, en dos palabras de caos difícil de arreglar sin violencia.  Los rojos vuelven a aparecer cada vez más a menudo que no suelen proceder de Bangkok, la ciudad industrializada donde se mueve el dinero y desde siempre a favor de la realeza, sino de las numerosas provincias que forman el país.

Visitando alguna he tenido la ocasión de ver cómo vive la gente de los pueblos, sin agua, sin apenas electricidad en algunas zonas, sin alcantarillado, sin médicos, sin colegios para los niños que conviven con los perros hambrientos por la calle. Muchas desigualdades que provocan que el país esté separado en dos, con los Rojos de un lado que sólo quieren poder acceder a esos derechos básicos y los Amarillos del otro, con un poder adquisitivo que daría enviada a cualquier europeo en estos momentos.

La campaña para las elecciones ha llenado las calles de carteles, en la esquina de mi calle en Bangna que tiene fama de ser Rojo, encontré éste, que con la pinta del hombre de primero de la clase y sus retoques de Photoshop, donde se les olvidaron las orejas de soplillo, me hizo mucha gracia. Por supuesto no puedo leer lo que pone, pero está claro el color dominante, una buena indicación del bando para lo que no puedan leerlo, que, desafortunadamente, son muchos todavía... 

 

"FAREWELL..

"FAREWELL..

VARIOS"

Miércoles por la noche, en “Chez Pepin”, una autentica Brasserie parisina en pleno Sathorn. Mientras esperaba a que llegaran los demás, me senté en la terraza en una mesa con su mantel de cuadros blancos y rojos, a saborear  una de las últimas “Shinga” frescas. Si no hubiera sido por el espectáculo de la calle a esas horas de la noche, las motos, los tuctuc pasando a toda leche, la señora de la tienda de al lado vendiendo sus pasteles en la calle, mientras en el interior, una antigua peluquería kitsch, su marido miraba la tele tailandesa a todo volumen, repanchingado en una tumbona, los olores nauseabundos típicos de Bangkok que salían del alcantarillado, y la gente que pasaba por la acera, me hubiese creído que estaba en Paris.

Acabamos en el interior, mezclando español, inglés y alemán mientras nos poníamos las botas con un Hachie Parmentier de pato y un plato de quesos. A nuestro lado, un chico con pinta de rapero, camiseta de beisbol, gorra y cadena de oro reglamentarias se nos quedo mirando con cara atónita. Al salir a fumar un cigarrillo fuera, se acerco. Llevaba dos años sin hablar español, y era de Puerto Rico. Al preguntarle que hacia tan lejos de su tierra, me contesto que era un fanático de Muay Thai, el ancestro en las artes marciales del actual “Thai Boxing” tan popular en Bangkok. Se había venido a Tailandia a encontrar a algún maestro pero no lo había encontrado en la capital, donde este arte apenas se practica ya. Su bisabuelo había salido de España y se le veía muy orgulloso de su apellido castellano. Todo un personaje, que ya hablaba algo de tailandés a pesar de las burlas de los nativos. Un tipo curioso de los que se recorren el mundo y no se sabe muy bien de qué viven, pero que como buen latino, llevaba una foto de su “papi” y de su “mami” en la cartera, y en el corazón, las añoranzas de su tierra hibrida.

 

"MAPA..

"MAPA..

HUMANO"

       Ya tengo comprobado que el mejor sitio para observar el mapa humano de una ciudad es el metro. Es de los pocos sitios donde la gente se observa con más o menos insistencia. Los tailandeses aunque no tengan esa fama por el mundo, son gente muy recatada. Pocas veces mantienen la mirada más de lo necesario, evitan cualquier contacto físico en las horas punta, y si por necesidad se ven obligados a pegarse a los demás para caber en un vagón, se disculpan y sonríen amablemente. En todos los andenes hay guardias de seguridad que controlan que nadie corra para pillar el metro al último momento y en el suelo hay líneas marcadas que indican donde se encuentra la puerta y por dónde hay que hacer cola para subirse al metro. Nada que ver con los empujones de Paris, donde he visto hasta gente intentando volar desde las escaleras mecánicas para no tener que esperar al próximo y donde a base a codazos cada uno intenta conseguir un espacio aunque sea mínimo, durante el viaje.  

      Entre todo este orden, existe otro tipo de desorden, que desafortunadamente da de comer a más de uno o una. El espectáculo sale a la luz, el fin de semana. Es cuando salen los turistas de sus hoteles y pasean a la chica/chico/travesti de turno. En cada vagón hay una pareja, de las que se miran, y no se entiende muy bien la lógica del asunto. Ingleses, americanos o alemanes que aquí parecen gigantes con una chica tailandesa con aspecto de quinceañera, o con un travesti que como dice mi hija, daría complejo de fea a cualquier bombón europeo. Un negocio que mueve mucho dinero en este país y en otros de la zona,  ya que probablemente, en un fin de semana, se sacan sobresueldo, desde el portero del hotel, hasta el recepcionista y el taxista de la puerta. Pero el engaño sigue disfrazado en las miradas lascivas que se prodigan estos personajes en público, cosa que no parece demasiado gustar a los tailandeses que van o vuelven de trabajar cada día y que tardan horas en llegar a su casa, por un salario ridículo. Pero a pesar de esto, ellos siguen manteniendo su dignidad y supongo que su sentido de la compasión.

     Hace un par de días, a mi lado tenia a una mujerona rubia europea en la que fácilmente reconocí un acento alemán cuando se dirigía en inglés a la chica tailandesa que iba con ella. Debía de tener unos 50 y pico años y la tailandesa no pasaba de los 20. Sus caricias por la espalda de la chica, volvieron más de una mirada y me dieron de que pensar durante el recorrido. Me imaginé a la mujer en una casa cómoda de Berlín o de Hamburgo, con su Mercedes en la puerta, viviendo más o menos a escondidas su homosexualidad y soñando todo el año con venirse a Bangkok a encontrarse con ella, a la que seguramente mandara dinero cada mes. La tailandesa, probablemente, trabajaría para alguna agencia, tendría a más de una o uno en su agenda, repartidos durante el año que le permitirían llevar a su hijo a un colegio decente y mantener a sus padres en algún pueblo de provincias, en una casa de madera, con la ropa colgando fuera en la calle y los perros piojosos dando vueltas.

     Puede que me montara la película sola, quizás esté totalmente equivocada y solo sea  una cuestión de sentimientos…. Ojala fuera así, pero los años ya me están ayudando a sacar conclusiones rápidas. ¿Quien engaña a quien..?  ¿ o quien se engaña a sí mismo? ¿Qué saca cada uno de una relación como esta o al fin y al cabo, de una cualquiera, porque son todas las mismas. Amor, desamor, que se pagan a plazos más o menos largos, según la resistencia de cada uno. Las mismas leyes que siguen dando vueltas por el mundo, desde que lo poblamos, entre dos seres humanos que sólo se distinguen por su capacidad de sobrevivir, con o sin él, de perder la cordura en un momento, o de hundirse en un abismo al día siguiente.    

 

"En todo momento de mi vida, hay una mujer que me lleva de la mano en las tinieblas de una realidad que las mujeres conocen mejor que los hombres y en las cuales se orientan mejor con menos luces."

Gabriel Garcia Marquez

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

50 YEARS...

Y los que desafortunadamente, quedan..

ANGELES

ANGELES

Hoy he salido del colegio reventada, de dar clases, de despertarme a las 4h de la mañana sin saber por qué y de lidiar con todo sola. Para más inri, o eso pensaba, he tenido que ir al hospital a ver al médico por un virus que llevo arrastrando unos días. Allí estaba en la sala de espera sentada, dándole vueltas a mis pequeñas desgracias cotidianas y pensando si iba a poder seguir tirando cinco semanas más, cuando se me ha sentado al lado un occidental, un señor mayor acompañado por un tailandés al teléfono.

Me ha mirado y me ha sonreído, no somos muchos los no asiáticos por el barrio. Me ha preguntado de dónde era y le he dicho que española, por no dar más explicaciones. Hablaba en un español casi perfecto, en el que he notado un ligero acento hispano mezclado con acento americano. El hombre de unos 70 años era de California y lógicamente me ha intrigado que acabase tan lejos de su tierra.
Turismo medico por medio de una de las numerosas agencias que se dedican a esto
en Tailandia, ha añadido con una sonrisa.

Se que son muchas, las personas que prefieren venirse a Tailandia por modico precio de los servicios médicos y por el trato que reciben en este país. La compasión es unos de los fundamentos del budismo y en pocos sitios se nota tanto en un hospital como aquí.

Hemos seguido con la conversación, sobre lo vergonzoso que era, que en el país supuestamente el más rico y más civilizado del mundo, la mayoría de la población no tuviera acceso a un derecho tan fundamental, comparado con el presupuesto que dedican al armamento y a montarse guerras infinitas donde no les llaman. Desencantado de Obama como muchos, me ha contado despues que se había pasado muchos años de su vida de marinero en la marina mercante, dando vueltas por el mundo y parándose en Bangkok por última vez en 1976. Agradecido con este país que conocía relativamente bien ha seguido explicándome que ahora tenía una empresa de camiones en California con un socio mexicano y que por eso hablaba español.

Algo de melancolía he notado en su mirada pero no me he atrevido a preguntarle por qué razones estaba en el hospital. Me lo ha dicho el mismo, un cáncer de pulmón que le dejaba según el diagnostico que le habían dado, poco más de un año de vida. No he sabido que contestarle, porque de golpe he pensado en lo estúpida que me había vuelto y en las incansables palabras de mi madre cuando nos quejamos por tonterías, que hay gente peor en los hospitales.

Al despedirse, le he deseado ánimo y que siguiera luchando. Me ha dado la mano, diciéndome que había sido un placer hablar conmigo.

Al rato he salido al sol de la calle y viendo el mundo que seguía girando a mi alrededor, he pensado que ninguno estamos nunca a salvo de que deje de hacerlo un día cualquiera por nosotros.

No suelo creer en los ángeles, pero me parece que esta tarde, me he cruzado con uno, por el camino.

"ARDILLA..

"ARDILLA..

FRITA : (

Ya es la segunda que cae esta semana. El sabado por la manana me desperto una deflagracion que hizo temblar el piso entero. La electricidad se corto durante media hora mientras volvia a dormirme despues de haber comprobado por la terraza que no venia de algun piso del edificio. Solo vi al guardia de seguridad en su bicicleta haciendo una ronda por lo que pense que si no se oian sirenas de ambulancia, no tenia porque preocuparme demasiado. Lo primero que nos viene a la cabeza en Espana al oirun bombazo de este tipo, es que proviene de una bombona de gas.

Cuando volvio a ocurrir fue cuando estaba en clase, y el que se pego mas susto, a parte de mi, fue un alumno mio paquistani que se quedo blanco. Con razon, cuando los demas se rieron de el dijo que en su pais, ese tipo de ruido solo puede venir de un ataque terrorista. Sali al pasillo un poco asustada, la verdad y me encontre con un companero tailandes que me tranquilizo. Las detonaciones, a la que ya estan mas que acostumbrados, las provocan las ardillas, que aqui estan por todo, cuando a las pobres se les ocurre saltar encima del enorme transformador de electricidad de la calle y acaban chamuscadas..

"NOTION OF...

INSECURITY"

No sé si me estoy volviendo un poco tarumba o progre del todo, entre tanto yoga, tanta música mantra que me hipnotiza, tanto templo y tantas estatuas de Buda. Esta mañana me he levantado mística. El tiempo acompaña, el monzón ha vuelto poco a poco con sus trombas de agua, repentinas tormentas y truenos estridentes que asustan a cualquiera menos a la gente de estas tierras que lo ven como una bendición del cielo. El agua y su efecto purificador está por todo, desde las entradas de las tiendas en las que nunca falta una fuente con plantas, hasta los sitios menos concurridos donde siempre hay una tinaja con flores flotando. El altar de mi entrada me tranquiliza, será por eso que lo puse sin darme cuenta de las auténticas razones, vela sobre mí cuando la mente me juega malas pasadas. Como dijo Pema Chödrön, una de las pocas monjas budistas occidentales:

“Buddhist philosophy can be inspirational, it offers the option of learning how to live comfortable with the notion of insecurity”

y con conseguir esto, que ya es una tarea difícil,

me basta.

"LA GON"

"LA GON"

o adios en thai

Mucha pena me dio dejar esa isla sobre todo despues de 4 dias sin hacer mucho mas que ir de la hamaca a la tumbona, y volver a eso si, a disfrutar del buceo por la costa. Desde nuestros tiempos en Arabia Saudi donde el unico entretenimiento era el submarinismo, no habia vuelto a probarlo. No es que los fondos de Kho Chang se puedan comparar con los del Mar Rojo, sobre todo en esa "orilla" donde el turismo esta prohibido y donde eramos 4 debajo del agua frente a la barrera de coral. Alguna cosa vi aqui, pero sobre todo me volvieron a la memoria, el silencio a 40 metros de la superficie, la inmensidad y lo poco que pintamos en realidad los hombres, alli debajo.

DESPEDIDA

DESPEDIDA

DE UN TROZO DE PARAISO..

Fin de semana largo de 4 dias asi que manana mismo salgo para una isla, Kho Chang en la que no se amontonan los turistas ya que se van todos a las islas del sur como Phuket y dejan espacio al norte para los que escapamos de Bangkok unos dias a disfrutar del calorcillo que ya empieza a apretar. Poca gente, comida tailandesa exquisita como siempre, hamaca y buen libro. Me quito de encima unos dias la presion de las correcciones de examenes varios y las reuniones multiples y totalmente inutiles de fin de curso. A la vuelta quedaran 7 semanas y me despedire de Tailandia hasta siempre, porque definitivamente pienso volver a seguir explorando el pais de las mil sonrisas ;)

SORPRESA..

SORPRESA..

De vez en cuando el mundo virtual me da alguna buena sorpresa, hoy he encontrado un comentario en una entrada mia un pelin melancolica del 2008.

No tengo ni idea de quien me la ha puesto pero me ha gustado mucho y me ha animado a seguir tirando para adelante, que me esta costando un poco a la vuelta de vacaciones. La transcribo aqui porque es interesante.

"And with my laughter all things will be reduced to their proper size. I will laugh at my failures and they will vanish in clouds of new dreams; I will laugh at my successes and they will shrink to their true value.

I will laugh at evil and it will die untasted; I will laugh at goodness and it will thrive and abound.

Each day will be triumphant only when my smiles bring forth smiles from others and this l do in selfishness, for those on whom l flown are those who purchase not my goods."

He conseguido averiguar quien es el autor de estas frases, un tal Og Mandino, autor de un libro que aparentemente fue un bestsellers hace tiempo, "The Greatest Salesman in the World".

So.. thanks to the person who sent me this, probablemente no sabe que me ha ido directo al corazon..


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

A TIROS..

A TIROS..

En la frontera con Camboya.

"Cambodia and Thailand exchanged heavy weapons fire for the third straight day, after fierce border fighting.

Ten soldiers have died in recent days and thousands of civilians have fled both sides of the disputed jungle frontier because of the fighting, which has shattered a tense two-month lull in hostilities.

UN Secretary-General Ban Ki-moon has called for a ceasefire and said the neighbours should launch "serious dialogue" to resolve the dispute, according to a spokesman.

Thai villagers sheltering in makeshift tents in Prasat district, Surin province, told how they raced from their homes in fear when clashes began in the border district of Phanom Dong Rak on Friday."


Read more: http://www.news.com.au/world/thai-cambodia-border-tensions-grow/story-fn6sb9br-1226044266439#ixzz1KdKv5VDa

Mas de 5.000 personas desalojadas este fin de semana y unos 30 muertos entre ambos bandos, por la disputa del famoso templo en la frontera, que la ONU reconocio como parte de Camboya.

Muchos de los que vivimos aqui sospechamos que el conflicto no tiene mas razones que levantar el animo nacionalista de los tailandeses, especialmente el de los "Amarillos" fieles seguidores del Rey ahora que se acercan las elecciones y los posibles enfrentamientos con los Rojos que siguen manifestandose aunque en menor numero cada fin de semana.

Unas fotos que saque desde el taxi en plena manifestacion el sabado pasado.

POR SI LAS MOSCAS..

Thai health ministry begins inspecting food imported from Japan

 

BANGKOK, March 17  -- Thai Public Health Minister Jurin Laksanawisit on Thursday along with the Food and Drug Administration (FDA) authorities started checking food and products imported from Japan to examine possible radioactive contamination.

Food and products imported by some 80 companies were randomly inspected but at this initial stage no product was found stained with radiation.

However, some samples will be then brought to the Office of Atoms for Peace for further inspection.

Jurin said the ministry had set up service points to give advice for both arrival and departure passengers coming back from and leaving for Japan.

All passengers of nine different flights who arrived from Japan and underwent random check were not yet found with radioactive contamination.

The Ministry of Public Health has also issued 15,000 iodine pills -- 10,000 of which will be distributed to adults and 5,000 to children arriving at and departing from Suvarnabhumi and Phuket international airports.

Considerando que segun las cifras, Japon es el mayor exportador de productos varios hacia Tailandia, una medida que parece razonable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres